Hoy me gustaría compartir contigo esta lista de afirmaciones para la salud y el bienestar  que he redactado durante una mañana en la cual necesitaba conectar profundamente con todas las fuerzas sanadoras dentro de mi cuerpo y con todas las fuerzas sanadoras presentes en el Universo entero.

Posiblemente muchas las haya escuchado o leído en algún momento. Han salido una tras otra en un estado de profunda conexión conmigo misma y fueron originalmente escritas a mano en la libreta que acompaña este período de mi vida.

Más abajo encontrarás un video y un enlace para descargar el audio: mi intención es que puedas llevarte estas afirmaciones allí donde quiera que vayas y que las tengas siempre disponibles cuando tú las necesites.

Comparto contigo otras tres sugerencias para trabajar con estas afirmaciones:

  1. Lee la lista y escribe a mano en una libreta de uso personal, aquellas afirmaciones que más resuenan en ti (un máximo de tres).
  2. En una cartulina, copia con letra bonita, colores o letras recortadas en papel colorido, las afirmaciones que resuenan en ti y colócalas en puntos estratégicos de tu hogar, donde sabes que las verás a menudo durante el día.
  3. Graba un audio con tu propia voz leyendo una a una las afirmaciones para la salud y el bienestar de la lista o escoge aquellas que más resuenan en ti (sin límite máximo). Añade otras afirmaciones que durante el proceso puedan llegarte de manera intuitiva.

Ten en cuenta que el sonido de nuestra propia voz es un mandato directo a nuestro subconsciente y que el poder de las afirmaciones se multiplicará exponencialmente cuando las escuches con tu propia voz

  • Hoy es un nuevo día y me abro a vivirlo con plenitud y alegría.
  • Hoy elijo escuchar los mensajes de mi cuerpo.
  • Los pensamientos alimentan mis células y por ello permito que a cada momento sólo pensamientos positivos fluyan desde mi mente a mi cuerpo.
  • Cada día creo, en mi vida y a mi alrededor, las circunstancias ideales para mi curación.
  • Cada día es una nueva oportunidad para amarme, cuidarme y sanarme.
  • Cuido de mi cuerpo y de mi alimentación, cada día.
  • Mi alimento es mi medicina, hoy y siempre.
  • Cada día me regalo un momento para respirar con consciencia y plenitud.
  • El aire fresco y limpio me oxigena.
  • El oxígeno ayuda a las células de mi cuerpo a regenerarse y me deleito en mi respiración.
  • Todas las células de mi cuerpo trabajan al unísono para mi sanación.
  • Respiro luz de sanación y energía vital para nutrir mis células.
  • Sonrío con amor a cada célula de mi cuerpo.
  • Sonrío, con amor, a todo mi cuerpo.
  • La sonrisa interior me sana y me permite vivir en armonía.
  • Este momento de mi vida es una extraordinaria oportunidad para conocerme más, amarme más y vivir en plena armonía.
  • La vida es un regalo milagroso que acepto cada día con el corazón lleno de agradecimiento.
  • Hoy y siempre, elijo la tranquilidad del alma y el bienestar en mi cuerpo.
  • La magia creadora del Universo habita en mi y dispongo de todos los recursos para sanarme a mi mismo/a.
  • Escucho con receptividad, humildad y apertura los mensajes de mi cuerpo.
  • Vivir es un regalo que hoy acepto con dicha infinita.
  • Mi vida es un milagro.
  • Cada día atraigo a las personas, circunstancias y experiencias que necesito para curarme.
  • Cada día siento a mi cuerpo más sano y radiante.
  • La naturaleza es mi madre y acudo a ella para recibir su cuidado, nutrición y sostén.
  • El cielo es mi padre y desde él toda la sabiduría sanadora del Universo cae sobre mi como caricias de pétalos de flores.
  • Confío en mi y se que lo estoy haciendo maravillosamente.
  • Yo amo mi cuerpo.
  • Me cuido y  me mimo, cada día, con la entrega amorosa de una madre nutridora.
  • Cada día conecto con la gratitud en mi corazón.
  • Doy gracias, cada día, por el regalo de estar vivo/a.
  • Confío en la sabiduría de mi cuerpo y en su capacidad para sanarse a si mismo.
  • Todas las células de mi cuerpo trabajan en armonía y cohesión para devolverme la salud y el bienestar.
  • Merezco, cada día y a cada instante, vivir en salud y armonía.
  • Doy las gracias, hoy y siempre, por la infinita inteligencia que habita en mi cuerpo.
  • Se que hay un plan divino en mi y mi vida es un reflejo de ese plan.
  • A cada momento, pensamiento de paz, amor, alegría, bienestar y agradecimiento inundan mi cuerpo.
  • Cada día, mi cuerpo y me mente se abren al milagro de la sanación.
  • Me comprometo y participo activamente en mi proceso de curación, siempre.
  • Mi cuerpo es mi hogar amado.
  • Cada día acepto el milagro de la vida con alegría y agradecimiento.
  • Doy, a cada momento a mi cuerpo, aquello que necesita para vivir e equilibrio, salud y bienestar.
  • Cada día, creo lazos y vínculos con personas que me nutren, entusiasman y contagian con la dicha del vivir.
  • Acudo a la naturaleza para equilibrarme y cargarme con su energía de vida y abundancia.
  • Cada día, me despojo de lo innecesario, lo que me pesa, lo que me agota.
  • Cada día, creo las condiciones óptimas para curar mi cuerpo, desde una mente positiva y relajada, un espíritu optimista y el corazón lleno de amor y agradecimiento.
  • Soy amor, doy amor, recibo amor. El amor me cura a mi y cura todo lo que existe a mi alrededor.
  • Cuanto más amor doy, mas amor llega a mi en todas sus posibles manifestaciones.